Archive for the musica Category

Let the Sunshine In

Posted in musica on mayo 22, 2009 by laggos

She’s lost control

Posted in ian curtis, miedo, musica, poemas, videoclips on mayo 10, 2009 by laggos

La confusión en sus ojos lo dice todo… Ella ha perdido el control, y se agarra al transeúnte más cercano… Ella ha perdido el control, y contó los secretos de su pasado, y dijo “Nuevamente he perdido el control”.
Y oyó la voz que le decía cuando y dónde actuar. Dijo “Nuevamente he perdido el control”.
Y se giró hacia mí y me cogió de la mano, y dijo “He vuelto a perder el control” y cómo nunca sabré por qué, ni entenderé. Dijo “He vuelto a perder el control”.

Y gritó, pataleando, y dijo “He vuelto a perder el control” Y se estremeció en el suelo…
Creí que había muerto y dijo “He vuelto a perder el control” Ella ha vuelto a perder el control…
Tuve que llamar a su amigo para contarle su caso y decirle que ha vuelto a perder el control y señaló todos los errores y fallos y dijo “He vuelto a perder el control”
Pero se expresó de muchas maneras distintas hasta que volvió a perder el control
Y caminó sobre el filo sin escapatoria y rió “He vuelto a perder el control”
Ha vuelto a perder el control… Podría vivir un tiempo allí, entre la luz. Cuando la oscuridad se cerró pude haberme desmoronado y gritado

Podría vivir un poco, en el blanco de la luz, cuando el cambio ha desaparecido, cuando la preocupación ha desaparecido

Perder el control —
Cuando la preocupación ha desaparecido

Tiempo para fingir

Posted in musica, paranoias, poemas, videoclips on marzo 3, 2009 by laggos

Luces de colores sobre tu cara con gafas.

Tanto aspecto a complacer por los demás.

Beberé de la ropa nueva y los coches y mearé en el barro

intentando ser una estrella y siempre siendo un cigarro.

Proyectaré, reiré, te miraré y te desearé.

Hablaré cuando me haya terminado el café.

Muchos jovenes cuerpos desnudos en una habitación

en verano después de crecer al ver el sol y beber redbull.

Esnifando música y llorando cine con lágrimas de juventud.

Insolentes y alocados, pero tímidos y vergonzosos, esa es aquella, nuestra virtud.

No intentes buscarle mucha lógica, tan solo leerlo y escucha la música.

Anoche vi en concierto a Nacho Vegas

Posted in conciertos, ego, musica, videoclips on enero 31, 2009 by laggos

Hacía tiempo que ya había marcado en mi perfil de Last.fm el evento del concierto de Nacho Vegas en la Casa del Loco el día 30 de enero.

El concierto costaba 15 euros con entrada anticipada y 18 euros en taquilla. A rehtse y a mi nos salió gratis gracias a JP(que trabaja en La Casa del Loco) que nos puso en la lista(si si, como en las películas). Era la primera vez que veía a Nacho Vegas en concierto y espero que no sea la última. Fue un momento mágico de principio a fin. Sus canciones son preciosos, duros, sinceros, y verdaderos poemas, y el sonido que desprende consigue trasladarte y evadirte hacia tu pensamiento más interno. Sin lugar a dudas es uno de mis cantantes/grupos españoles favoritos. Es cierto que iba terriblemente borracho pero para nada afectó al concierto(o casi nada). De vez en cuando entre canción y canción decía lo bueno que estaba el postre que había tomado al mediodia en un restaurante cercano a la plaza San Miguel o mencionaba un tipo de planta que solo crece en el desierto de los Monegros. Me gustaría que hubiera tocado canciones como Blanca, Seronda y demás canciones de los discos de Desaparezca Aquí y de Actos Inexplicables. Hubo un lleno total y para haberme salido gratis estuvo increíble.

Y no olvides que al despertar siempre hay cuchillos en el cajón…

The Time Warp.

Posted in cine, musica, rarezas, videoclips on enero 16, 2009 by laggos

Para la asignatura de Representaciones Escénicas tenemos que hacer al final del curso un musical que mezcla temas de distintos musicales, uno de ellos es este. Increíble escena del musical The Rocky Horror Picture Show, tan solo hay que verla.

El origen del amor.

Posted in cine, musica, poemas, rarezas, videoclips on noviembre 24, 2008 by laggos

* Extracto de Hedwig and Angry Inch, de John Cameron Mitchell

Cuando la tierra seguía siendo plana y las nubes eran de fuego y las montañas crecían hasta el cielo, a veces más arriba, la gente ocupaba la tierra.
Tenían dos pares de brazos y dos pares de piernas y dos caras en una cabeza gigante. Podían hablar y mirar alrededor mientras leían … Y en aquel entonces, no sabían nada acerca del amor…
Eso era antes del origen del amor…

Y entonces había tres sexos. Uno que parecía dos hombres pegados hacia arriba, se llamaban los niños del sol… Luego estaban los niños de la tierra, que parecían dos muchachas… Y los niños de la luna, que eran como una cuchara, parte del sol, parte de la tierra, mitad hija, mitad hijo…

Pero los dioses crecieros asustados de nuestra fuerza y Thor dijo: “voy a matarlos a todos con mi martillo como maté a los gigantes”, a lo que Zeus respondió: “No, mejor déjamelos a mi, yo usaré mi rayo como si fueran tijeras, y al igual que corté las piernas a las ballenas o como hice con los dinosaurios para transformarles en lagartos”.
Entonces él lanzó unas carcajadas y dijo: “los partiré por la mitad”…

Y las nubes empezaron a formar una gran tormenta de bolas de fuego… y del cielo caían láminas brillantes como cuchillos que rasgaban a través de la carne a los niños del sol y la luna y la tierra.
Y algún dios indio cosió las heridas en forma de agujero en nuestro vientre para recordarnos el precio que pagábamos.
Y Osiris y los dioses del Nilo unieron una gran tormenta para provocar un huracán que nos dispersara lejos, una gran inundación, viento, lluvia.. para llevarnos a todos lejos unos de otros… y si no nos comportamos como ellos quieren volverán y nos cortarán de nuevo, y saltaremos sobre un solo pie, y veremos a través de un solo ojo.

La última vez que te vi, estábamos partidos en dos. Tú me mirabas, yo te miraba. Tú tenías algo familiar, pero no podía reconocerte, tenías toda la cara llena de sangre y yo tenía sangre en mis ojos. Pero podía jurar por tu expresión, que el dolor que había bajo tu alma era el mismo dolor que se escondía bajo la mía. Es ese dolor, que corta en linea recta el corazón lo que nosotros llamamos amor.
Yo puse mis brazos alrededor tuyo, y tus brazos me envolvían, intentando estar unidos de nuevo… estábamos haciendo el amor.
Era una tarde oscura y fría, fueron unas horas tan largas….

Y ésta es la historia, de cómo, cuando por la mano poderosa de Jove, nos convertimos en criaturas de dos piernas… es la historia del origen del amor…

Éste es el origen del amor…

Ayer vi en concierto a Russian Red…

Posted in conciertos, ego, musica on noviembre 15, 2008 by laggos

… y me encantó.