Archive for the ego Category

Inútil “creador”.

Posted in ego, miedo, nostalgia, odios, paranoias, psique, rarezas, relatos, sexo on agosto 29, 2009 by laggos

Él volvió a sentirse triste… no, no es exactamente triste. Él volvió a sentirse terriblemente vacío rodeado por una dolorosa belleza como si alguien le clavara un cuchillo directamente en el corazón… no, demasiado tópico y muy visto, no quiero hacer algo masticado. Él tras volver a ver una foto de ella se atragantó de manera estúpida con la última calada de su cigarrillo. Lo apagó en algo parecido a un cenicero y observó como el humo pasaba por delante de sus bellos ojos. “¿Por qué tuviste que aparecer?” se preguntó. Era la historia de un hombre que deseaba a una mujer que amaba a otro hombre. Un amor no correspondido aunque él nunca empleaba la palabra “amor”. Respiraba el ambiente de las calles de su ciudad mientras se preguntaba de donde vendrían esas personas y a donde irían y si ellos tenían grandes problemas en sus vidas o si les ocurrían cosas tan novelescas como para poder ser contadas en las letras de algún talentoso cantante que toca en garitos de mierda o si algún guionista vería la inspiración en sus vidas. Todo le sabía a poco cuando él veía la imagen de ella. Nada le completaba. Los sueños eran lo peor. A veces ella lloraba cuando ambos se besaban, pero todo era onírico y espantoso cada noche, hasta que se despertaba por la luz del sol que entraba por las ventanas de su apartamento. Se asomaba a la ventana para fumar un cigarrillo y empezaba a contar el número de chicas que se habían enamorado o se habían sentido atraidas por él. Las contaba con los dedos de las manos. Él solo quería hablar con ella, besarla, poder ir al cine con ella, sentarse en el banco de un parque riéndose de los personajes que pasaban por delante de ellos. Podía sonar aburrido pero él solo quería eso. Quería eso y follarsela. Aunque él nunca se había masturbado pensando en ella. Decía que nunca pensaba en las chicas que realmente le habían marcado cuando se masturbaba. Escuchaba algo de la música que salía por la radio y sentía asco. No hacía nada más que dibujar y morirse de hambre. Su trabajo era lento y sin futuro. Era un muerto viviente. Pensaba que podría morirse y no habría alcanzado nada de lo que quiso en un principio. Ni siquiera se habría quedado a mitad del camino como se suele decir. Tan solo había puesto el primer pie en la línea de salida y se quedó quieto el resto de la carrera mientras los demás no paraban de correr. Ella era una de las personas que corría. Pensó que si una vez ella viera la belleza que él… no, para nada quería escribir esto. Quería hablar de la insatisfacción y del vacío. Esto es una mierda, disculpar, llevo tiempo sin escribir y creo que ahora no me gusta nada de lo que he escrito nunca. He hablado de que A quiere a B y B quiere a C pero no se como expresarlo y es una tontería todo esto. Cigarros en la ventana de un apartamento solitario, masturbación, ciudad, recuerdos, vacío… Se tiene saber y sentir sobre todo aquello sobre lo que se escribe y a veces aunque sientas algo ni siquiera sabes como expresarlo. Últimamente no se transmitir nada en nada. Creo que por que pienso que no hay una manera adecuada y creía que la había. Vaya mierda. Voy a irme a cagar ya que últimamente es lo más parecido que hago a crear algo auténtico.

Anuncios

La reflexión con los tres ancianos.

Posted in ego, espiritualidad, miedo, paranoias, psique, rarezas, relatos, sueños on marzo 28, 2009 by laggos

Antes de ver lo que había en aquel sitio yo ya tenía en mi cabeza el recuerdo o la imagen de mi charla pendiente con mi tutor. En esa charla, mi tutor no iba a hablar conmigo sobre como estaba siendo mi evolución en el curso o mi progreso en esta evaluación. De lo que él me iba a hablar era de como me estaba yendo la vida. La vida. Los días, el paso de ellos y como estos van pasando ante mis valores y mis defectos. Seguramente me sentaría en una silla más pequeña que la suya y este hombre (el cual es el tercero que más sabe en tecnología y animación 3D de España) me sacaría una gráfica en la que en la escala horizontal pondría los años, desde el 88 hasta el 09, y en la escala vertical pondría… la felicidad, los éxitos, lo querido que soy, etc… Seguramente yo ya sabría que es lo que él me iba a decir.

Casualmente, antes de llegar a mi reunión con él, me encuentro con tres ancianos en una sala de espera, con butacas rojas sobre un soporte metálico pintado de color negro. Me quedo algo inmóvil, ¿tanto miedo me daban antes los putos viejos? Esos tres ancianos no llevaban túnicas blancas ni eran ciegos videntes ni oráculos ni nada de eso. Eran viejos con jersey de lana, bastón, zapatillas de “estar por casa”, piel arrugada y demás complementos que se van uniendo a ti conforme cruzas los 70. No eran cultos, en absoluto, eran hombres casi analfabetos que nacieron al principio del pasado siglo. Ellos vieron toda una evolución en una tecnología que ellos no llegan a entender. Ellos vieron como las ciudades se envenenaban del ruido de los coches. Ellos vieron como los jóvenes tenían unos valores y un espíritu distinto cada década que pasaba. Ellos vivieron una guerra entre dos mismas estupideces.

De repente mis pantalones estan mojados. Pero no me he meado ni me he corrido por todo mi calzoncillo ni nada así, simplemente estoy empapado de sudor desde la cintura hasta los pies. Miro mi mano derecha. En la palma de ella está escrita la palabra “reflexión”. Cierro la mano y para cuando la vuelvo a abrir ya no hay nada escrito. Les miro, ellos sonríen. Ahora de una manera inconsciente lo veo todo claro y el simbolismo de este sueño se entiende a la perfección. Miro a mi muñeca izquierda y no hay reloj, pero la hora está dibujada con unas agujas de color azul de boli bic. Las no se que menos algo. Llego tarde a la reunión. Pero les veo sonrier a estos tres pre-moribundos y siento que nunca he hablado realmente con alguien así.

Empiezo a hacerles preguntas y ellos me contestan con algo de dificultad debido a no entenderlas bien. Me pregunto si cuando yo sea como uno de ellos entenderé a los chicos de 21 años. Al hacerles las preguntas entiendo las preocupaciones de todo esto. Veo mis miedos, mis intereses, mis objetivos y el producto de mis defectos. Siento curiosidad por la guerra. Les pregunto sobre ella y ellos no quieren hablar, parece que se ponen muy tristes, así que lo dejo… me deprime ver a ancianos llorando. Les pregunto sobre el amor, sobre las mujeres. Uno de ellos tan solo se besó una vez con una mujer, nunca hizo nada más con ninguna de ellas… siento pena por él. Otro estuvo toda la vida con la misma mujer. Y otro tuvo tres grandes amores en toda su vida, el primero a los 19, el segundo a los 34, el tercero a los 66.

El tiempo ya no se marca ni en una muñeca izquierda, todo es difuso y el blanco se mezcla con los otros colores… experimento un viaje en el que el lugar carece de importancia y el pensamiento es tan grande que anula a todo mi cuerpo.

Pasado un largo tiempo indeterminado, algo empieza a borrarse… el inconsciente se está masturbando en el retrete justo cuando entra su madre al baño. Ya deja de haber blanco. Deja de haber cualquier color. Noto algo en los ojos, ¿que ojos? Esos que están tan arriba quizá. Noto varias manos y un dolor de cabeza. Noto frío en el pecho. Noto un cuerpo cansado después de estar unas cuantas horas casi inmovil. Giro una cabeza, esta cabeza, mi cabeza. Veo un techo blanco muy oscuro. Veo una pared y unos muebles y unas sábanas. Giro otra vez mi cabeza, cansada de un día que aún no he empezado. Veo unos leds rojos. Las 7:18. Llego tarde al instituto.

You can’t stand me now.

Posted in ego on marzo 19, 2009 by laggos

Lo que tengo que contar es lo mismo de siempre, aqui solo escribo cosas malas pero suelen ser las que mejor quedan. Agobio, exámenes, miedo al fracaso, infelicidad, soledad, aislamiento, aburrimiento, etc etc etc.

Es curioso que después de haberle contado a alguien en quien te apoyas de vez en cuando lo solo que te sientes en la monotonía del día a día, al instante te sientes menos solo. El sentimiento de soledad me viene y se va, el problema es la distancia que note en el entorno en el que esté. El problema es la atmósfera, el ambiente. Si el día empieza mal, al llegar a la tarde quiero suicidarme.

Otra tema son los planes que se van a la mierda, pero de eso vosotros también sabreis bastante. Suele ocurrir. You Can’t Stand Me Now.

AHHHRRRRRGGGGGHHH

Posted in ego on marzo 8, 2009 by laggos

Mañana tengo un examen y cualquier excusa es buena para no estudiar. La pereza y la vagancia se unen a la distracción… A la hora de la verdad esas tres amigas producirán un miedo terrible al fracaso más absoluto.

BLKASDLAJDLSAKJDLKASDJLKASJDLKASJFLKASJFLKAJDLKASJDLKKA

Por cierto, este blog parece estar bastante muerto o eso diría viendo los comentarios que he recibido en las últimas entradas.

Que os jodan… ahora tengo que suspender y mañana empezará una semana de trabajos, exámenes, agobios y depresiones.

nada alentador

Posted in ego on marzo 1, 2009 by laggos

Con falta de inspiración, sensación de soledad, profundo aburrimiento, agobio por  multitud de tareas que casi ahoga, irremediable pereza y sin engañarme con esperanzas sobre que en el futuro más cercano todo irá mejor.

21 años, 252 meses, 7665 días… más o menos.

Posted in ego on febrero 25, 2009 by laggos

Pues eso, hoy era mi cumpleaños, no me lo quiero tomar como si fuera un día especial o algo así, tan solo son cifras. Se me han pasado muy rápido los 20. Lo peor de los 21 es que me da la impresión de que de alguna manera he desperdiciado los 20 pensando que tenía 21, y ahora que han llegado los 21 tengo que pensar que tengo 21, menuda chorrada. Generación del 88, HH ¿no? Es bastante raro pero hoy más o menos, ha sido un día mejor que los anteriores, será por la gente, familia, amigos, novia, amantes, etc, o por el buen tiempo, o por que han sido bastante buenas las últimas cinco películas que he visto en el cine, o por las manchas que deja la mierda cuando se choca con la blanca y pura cerámica, no se…

Entre ayer y hoy han sido dos días bastante diferentes en comparación con el conjunto monótono de días. Hay veces que me noto igual que cuando estaba en el instituto hace por ejemplo cinco o seis o cuatro años, a veces todos los días me parecen el mismo y siento que no estoy en el suelo, si no que voy flotando por esa clase, y mirando esas mesas, esas caras, esas ventanas, esos parques, esas mismas calles, esas mismas comidas, esos mismos deseos, esas mismas tristezas y alegrías, y un largo etcétera de explicación poética cutre y barata, a veces me apetece ser pedante. No obstante esa sensación de chute en el que no “estas” no es continua, de vez en cuando noto como las zapatillas se mojan con un charco, ya sabes… Como decía quizá hayan sido algo distintos estos dos días y hacen que la visión global de los días anteriores de un promedio más de felicidad que de tristeza, no obstante son días, ni más ni menos, mezcla pereza, falsedad, vagancia, interés, miedo, alegría, excitación, deseo, envidia, nostalgia, malestar y algún otro componente y tendrás ese camino con verjas a los lados. Podrías saltar las verjas si no tuvieras las manos llenas de mierda.

Supongo que debería decir algo así como “hoy empieza mi vida y va a cambiar” o “hoy es el primer dia del resto de mi vida” o frases así estilo libros de autoayuda. Supongo que debería proponerme cosas que cambiar y que luego no conseguiría, engañarme una y otra vez con falsas esperanzas, pero no, no voy a hacer nada de eso. En vez de eso voy a intentar “estar”, creo que sería lo mejor que me podría pasar, ya sabes… Nada más.

Vomitando todo lo de anoche

Posted in ego, rarezas, relatos, videoclips on febrero 14, 2009 by laggos

Las luces de un bar me rodean a mi y a mis supuestos amigos. Es muy tarde y dentro de poco será muy temprano. Fuma de ese fuego que se aviva con tu boca, yo ya lo he hecho. La musica se incrusta en el cerebro tanto como el humo o el aburrimiento. El tequila que trago se tendrá que acoplar con el ron y la CocaCola del estómago. No soy un perro de chavola aunque ahora esté sentado en la mierda. Gente pasando, gente corriendo, gente riendo, gente odiando, gente amando, gente pagando, gente cobrando, gente jodiendo, gente pegando, gente bailando. Mis pequeños ojos ven la disimulada tiranía de este sitio, el interés por estos negocios y los negocios del interés. Muerdo un kebab en un turco con un supuesto amigo(un idiota) y no pienso en nada cuando miro a la chica morena que canta a través de la tele. Luz blanca del mostrador proyectada en mi cara. Salgo y me rodea el ruido de los bares y la oscuridad del suelo. La bebida no es suficiente para anestesiarme de todo esto. No tengo más tabaco y tampoco dinero, tendré que hacer ¡pum! ¡pum! ¡pum! ¡pum! y después ¡chikin!… Cielos nocturnos, puentes tristes sobre ríos oscuros, taxistas psicópatas y borrachos enamorados. Si corro y corro no me llego a tropezar pero me ahogo por el aliento que le falta al ciego que ahora veo. Desvarío como un loco y no me encuentro el sentido pero aunque sólo sea un papel de periódico vuelo más alto que todos vosotros. I fly like paper, get high like planes, If you catch me at the border I got visas in my name, If you come around here, I make ‘em all day, I get one down in a second if you wait… All I wanna do is (BANG BANG BANG BANG!) and (CLICK CHING!) And take your money