El origen del amor.

* Extracto de Hedwig and Angry Inch, de John Cameron Mitchell

Cuando la tierra seguía siendo plana y las nubes eran de fuego y las montañas crecían hasta el cielo, a veces más arriba, la gente ocupaba la tierra.
Tenían dos pares de brazos y dos pares de piernas y dos caras en una cabeza gigante. Podían hablar y mirar alrededor mientras leían … Y en aquel entonces, no sabían nada acerca del amor…
Eso era antes del origen del amor…

Y entonces había tres sexos. Uno que parecía dos hombres pegados hacia arriba, se llamaban los niños del sol… Luego estaban los niños de la tierra, que parecían dos muchachas… Y los niños de la luna, que eran como una cuchara, parte del sol, parte de la tierra, mitad hija, mitad hijo…

Pero los dioses crecieros asustados de nuestra fuerza y Thor dijo: “voy a matarlos a todos con mi martillo como maté a los gigantes”, a lo que Zeus respondió: “No, mejor déjamelos a mi, yo usaré mi rayo como si fueran tijeras, y al igual que corté las piernas a las ballenas o como hice con los dinosaurios para transformarles en lagartos”.
Entonces él lanzó unas carcajadas y dijo: “los partiré por la mitad”…

Y las nubes empezaron a formar una gran tormenta de bolas de fuego… y del cielo caían láminas brillantes como cuchillos que rasgaban a través de la carne a los niños del sol y la luna y la tierra.
Y algún dios indio cosió las heridas en forma de agujero en nuestro vientre para recordarnos el precio que pagábamos.
Y Osiris y los dioses del Nilo unieron una gran tormenta para provocar un huracán que nos dispersara lejos, una gran inundación, viento, lluvia.. para llevarnos a todos lejos unos de otros… y si no nos comportamos como ellos quieren volverán y nos cortarán de nuevo, y saltaremos sobre un solo pie, y veremos a través de un solo ojo.

La última vez que te vi, estábamos partidos en dos. Tú me mirabas, yo te miraba. Tú tenías algo familiar, pero no podía reconocerte, tenías toda la cara llena de sangre y yo tenía sangre en mis ojos. Pero podía jurar por tu expresión, que el dolor que había bajo tu alma era el mismo dolor que se escondía bajo la mía. Es ese dolor, que corta en linea recta el corazón lo que nosotros llamamos amor.
Yo puse mis brazos alrededor tuyo, y tus brazos me envolvían, intentando estar unidos de nuevo… estábamos haciendo el amor.
Era una tarde oscura y fría, fueron unas horas tan largas….

Y ésta es la historia, de cómo, cuando por la mano poderosa de Jove, nos convertimos en criaturas de dos piernas… es la historia del origen del amor…

Éste es el origen del amor…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: