Reflexiones en la ventana de una ducha.

Observo las otras ventanas que se ven desde esta, todas con las persianas bajadas. Estoy dentro de la ducha vestido y fumando. Echo el humo por la ventana que da al patio interior de mi comunidad. No está cerrado, a la derecha se ve el cielo, los edificios del barrio situado al norte de la ciudad y la silueta negra de los pequeños montes que hay más allá de la urbe, así que no estoy seguro de que se pueda considerar patio interior. Uno de los edificios que más cerca se ve desde aquí es el instituto donde estudié, seis malditos años de adolescencia que no valieron para casi nada bueno, tan solo cuatro o cinco personas que valían la pena. Nunca fui de esos chicos que tenía relación con la mayoría de las personas que se podría encontrar en uno de esos fríos pasillos. La ducha está apagada, obviamente. Faltan unos minutos para que salga el sol. Me duele la espalda y el cuello. No se cuando llegará el día en que mis ataques de tos me dejen en paz. Casi no recuerdo como era eso de estar dos horas sin toser. Doy una calada y recuerdo el perfecto culo de Estela. Ya tengo ganas de volver a hacerle lo que le he hecho hace cinco horas. Son las seis menos cuarto de la madrugada o de la mañana, no se muy bien donde entra esta hora. Me asomo por la ventana y miro el oscuro suelo. Pienso como sería la sensación de tirarme por la ventana y lo que pensaría mientras mi cuerpo estuviera cayendo. Tan solo es una idea loca, no soy ningún suicida ni nada de eso. Sigo mirando por la ventana y a mi izquierda veo la ventana con la persiana bajada de la habitación en la que mi hermano y su novia están durmiendo. Supongo que se lo habrán pasado bien ahí dentro, o no. Escupo algo de saliva por la ventana. Observo como desciende los seis pisos de caída libre hasta que se pierde en la oscuridad y como si fuera un espontáneo niño oigo el sonido que se produce cuando choca en el suelo. Toso fuerte y me duele. Noto las costillas y los pulmones, noto retumbar mi cabeza, mi cerebro, mi boca. Me falta el aliento. Paso mi mano por la mampara de la ducha que me incomunica con el resto del baño. Siento ser un niño viejo apunto de morir al que le recorre la esperanza de que aún tiene muchas cosas por vivir. El cielo está lleno de nubes y como es habitual, no se ve ninguna estrella. Quiero una respuesta de algo diferente. Necesito salir de aquí, de fuera hacia dentro. Experimentar un viaje y moverme por ese onírico mundo que está lejos de todo aquello que es impuesto por nuestros sentidos. Evasión, evasión, evasión. Miro al suelo y dejo de engañarme, lo único que puedo hacer es fumar y ver como el humo sale de mi boca. Ya me he acostumbrado a estas reflexiones existencialistas que se acaban convirtiendo en una corta depresión,  la cual normalmente termina desapareciendo a la mañana siguiente. Todo el cigarro se ha consumido y me he quedado con la colilla en los fríos dedos. Lanzo la colilla por la ventana y veo como cae. Ante todas mis dudas y angustias pienso “todo llega”. Cierro la ventana y como todas las noches, tengo el engaño de que el día siguiente será como había imaginado el de hoy.

3 comentarios to “Reflexiones en la ventana de una ducha.”

  1. Muy buen relato, personalmente me ha gustado mucho, reflexiones de las que se tienen al final de los días, sobre todo los de estrés. No sé que texto mandaste a “Degeneración Espontánea”, yo no soy la encargada de la selección de prosa, pero seguro que, si es como este está incluído en el número 3. Se presenta el 31 de octubre, por si pudieras venir. Si tienes cualquier duda, escribeme un mail, con un poco de suerte lo responderé esta semana.

  2. Y por cierto, decir que tienes buen gusto filmográfico y musical

  3. gracias por las palabras, no dejare de visitar tu blog.

    un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: